Epifanía

Lanzarse al camino,
tras tus huellas,
o tras una estrella
Compartir las búsquedas.
Pelear contra la costumbre
convertida en cadena,
contra la comodidad
que invita a la apatía,
contra el poder
que quiere someter al amor.
Sortear las palabras tramposas,
reconocer la verdad
en esa forma tan Tuya de hacerte carne
y sangre
y lágrima
y vida.
Asombrarse ante el misterio.
Adorar lo pequeño,
cantar lo sencillo.
Regalarse en canciones,
versos o gestos.
Eso es evangelio.

(José María R. Olaizola, sj)