Porque a veces

Porque a veces
estoy cansado y agobiado,
herido, derrotado,
triste o desbordado,
vengo a Ti,
luz que rompe las tinieblas.

Porque a veces
me siento barro frágilil
necesitado de forma,
de aliento, de sentido,
vengo a Ti,
alfarero de humanidad.

Porque a veces
grito con júbilo,
río con fuerza,
amo con ganas,
vengo a Ti,
Palabra que enamora

Cansado o ligero,
sano o herido,
exultante o derrotado
vengo a Ti,
y estoy en casa.

(José María R. Olaizola, sj)