Una vez más

Subes una a una mis montañas, andando;
y pasas una a una mis noches, velando.
Dime, qué buscas.
Dímelo ya.
Ya no es tiempo de rodeos.
Respiro con alivio,
atrás quedan mis miedos.
Porque mi nombre en tu boca se hace nuevo
y Tu ternura, me hace dar un vuelco.
Dime, qué buscas.
Dímelo ya.
Eres arriesgado, ya sabes de mis mezquindades.
Bajas a mis montes más prejuiciosos
y te paras sobre mis fragilidades.
De todos mis lados más oscuros,
llamas.
Y calmas mis tormentas.
escuchas mi clamor.
Trato de tocarte,
más allá de mis límites humanos.
Dime, qué buscas.
Dímelo ya.
Di mi nombre,
enamorado, una vez más.

(Malvi Baldellou)