Al partir el pan

¿Serán muchos o serán todos?
Se preguntó Jesús rodeado de leprosos
y luego en la soledad del encuentro con el Padre.
¿Serán muchos o serán todos?
Nos preguntó mirando
los cinco panes y los dos pescados,
mirando al niño y a su canasta,
y enviándonos a dar de comer.
¿Serán muchos o serán todos?
Se preguntaba camino a Jerusalén,
curando los sábados,
comiendo con los excluidos y las excluidas.
¿Serán muchos o serán todos?
Se preguntaba también cuando hablaba
como quien tiene autoridad,
cuando ya no había nada que decir,
porque pocos son quienes los van a escuchar
y menos comprender.
¿Serán muchos o serán todos?
Quizás en el fondo, nunca se lo preguntó...
Mientras nos volvió a mirar con amor
esperando que lo reconozcamos al partir el pan.

(Marcos Alemán, sj)