menu
Rezandovoy

REZANDOVOY

CAMINO DE SANTIAGO

NIÑOS

?

cerrar

comparte

Compartir

Coloquio de compasión

Inclínate sobre mí, Oh Dios,
según tu amor y fidelidad,
por tus entrañas de misericordia
borra mi delito.
(Ps 51, 1)

Señor, tu sabes que deseo ser expresión de tu compasión entre las personas con las que me relaciono. Quisiera que mi vida fuera un signo claro de tu compasión. Pero para eso…
…necesito sentir cómo tú te inclinas sobre mis limitaciones, necesito sentir tu grandeza en mi pequeñez;
…necesito experimentar tu fidelidad a prueba de mis infidelidades, sentir la claridad de tu mirada que ilumine mi oscuridad;
…necesito dejarme acariciar con la ternura de tu abrazo maternal, para sentir la seguridad que sólo tu amor me puede ofrecer.

Sólo entonces, sintiéndome muy amado por ti, podré ser cauce que lleve las aguas de tu amor por los meandros de la vida; podré reblandecer la dureza de la vida de muchos, con tu compasión; podré limar las asperezas de la vida de muchos, con tu misericordia.

Señor, inclínate sobre mí, para que aprenda a inclinarme sobre los más pequeños; dame entrañas de misericordia, para que muchos puedan descubrir en mí tu amor y tu fidelidad.

(Pep Baquer, sj)