Diálogos con los fariseos

Unos fariseos se acercaron a Jesús y le dijeron: “¿Por qué hay gente que dedica tiempo a rezar y no está con los pobres? Que parecen unos beatos… con tanta necesidad como hay por ahí”. Jesús les contestó: “Hipócritas. Tomáis el nombre de los pobres en vano, los ponéis por delante de vuestras comodidades, presumís de entregados, enarboláis todas las causas, aunque vivís como marqueses. Y encima criticáis a otros porque rezan de otra manera. Y como esta hacéis muchas”. (silencio) Otros fariseos se acercaron a Jesús y le dijeron: “¿Por qué hay tanta gente que dedica tiempo a los pobres y no al culto y la oración? Que parecen una ONG”. Jesús les contestó: “¡Hipócritas! Esa oración y ese culto de los que presumís están vacíos si solo os sirven para señalar a los demás, si no os abren el corazón al que sufre, y si mientras os dais golpes de pecho en realidad estáis construyendo un pedestal sobre el que subiros para mirar a los otros por encima del hombro. Y como esta, hacéis muchas…” (Rezandovoy)