Hospitalidad

Ante la temible pregunta por quién es Otro,
un extranjero, un tercero,
construiremos la hospitalidad.
Y celebraremos el desierto
al recibir un rostro,
que haga que me reconozca enteramente otro.
Lacerados,
por el dolor, bailaremos en un reino.
Seremos un banquete,
responsables de ser morada de una palabra herida,
que no encuentra interlocutor.
Cantaremos,
porque en la intemperie del mundo,
tu perdón es amor que se extiende.
Y en el desamparo de nuestros glaciares,
emanamos calor,
porque hemos visto brillar tu rostro.
Huésped es dinámica,
un doble sentido,
para recibir y ser recibidos.

(Pablo Alcaíno)