CAMINO DE SANTIAGO

NIÑOS

?

domingo 28
de octubre

30 del T.O. enciéndenos la luz

Mc 10, 46-52

música

descargar oración

comparte

00:00

descargar ficha en PDF

Adaptación de Mc 10, 46-52

Había un hombre ciego que se llamaba Bartimeo. Estaba sentado al borde del camino pidiendo limosna. Cuando oyó que pasaba Jesús se puso a gritar: “Jesús, ten compasión de mí”. La gente le mandaba callarse. Porque en aquel tiempo se pensaba que la enfermedad era como un castigo de Dios, y por eso los enfermos eran muy mal mirados. Pero él, confiando en Jesús, gritaba más alto. “Jesús, amigo, ayúdame”. Cuando Jesús oyó sus gritos se detuvo y dijo: “Llamadlo”. Entonces trajeron al ciego Bartimeo a donde estaba él. Jesús le preguntó: “¿Qué puedo hacer por ti?” Él contestó: “Maestro, haz que vea”. Jesús le dijo: “Tu fe te ha curado”. Y de golpe fue como si se encendiera la luz después de muchos años de oscuridad, empezó a ver. Se puso muy feliz. Y seguía a Jesús por el camino.

música

Tu luz interpretado por Beatriz Grifol
«Con la música a otra parte.»© Con la autorización de Khaf

domingo 28
de octubre

29 de Tiempo Ordinario

Tu luz interpretado por Beatriz Grifol
«Con la música a otra parte.»© Con la autorización de Khaf

Mc 10, 46-52

Había un hombre ciego que se llamaba Bartimeo. Estaba sentado al borde del camino pidiendo limosna. Cuando oyó que pasaba Jesús se puso a gritar: “Jesús, ten compasión de mí”. La gente le mandaba callarse. Porque en aquel tiempo se pensaba que la enfermedad era como un castigo de Dios, y por eso los enfermos eran muy mal mirados. Pero él, confiando en Jesús, gritaba más alto. “Jesús, amigo, ayúdame”. Cuando Jesús oyó sus gritos se detuvo y dijo: “Llamadlo”. Entonces trajeron al ciego Bartimeo a donde estaba él. Jesús le preguntó: “¿Qué puedo hacer por ti?” Él contestó: “Maestro, haz que vea”. Jesús le dijo: “Tu fe te ha curado”. Y de golpe fue como si se encendiera la luz después de muchos años de oscuridad, empezó a ver. Se puso muy feliz. Y seguía a Jesús por el camino.

descargar oración