CAMINO DE SANTIAGO

NIÑOS

?

domingo 4
de marzo

3 de Cuaresma. Lo que enfadaba a Jesús

Jn 2, 13-25

música

texto de apoyo

descargar oración

comparte

00:00

Jesús, en ti puedo ver a Dios Padre

Cuando me parece que no entiendo nada…
Cuando no sé bien qué debo hacer… Jesús, en ti puedo ver a Dios Padre…
Cuando sé que debo decir la verdad… Jesús, en ti puedo ver a Dios Padre…
Cuando hay que ser valiente…
…Jesús, en ti puedo ver a Dios Padre.

descargar ficha en PDF

Adaptación de Jn 2, 13-25

Jesús normalmente era un hombre tranquilo, y de buen humor. Pero cuando se tenía que enfadar, también lo hacía. Como un día que entró en el templo. Y se encontró con que había un montón de gente vendiendo cosas, estafándose unos a otros, aprovechándose de los que tenían necesidades. Entonces se enfadó muchísimo. Hasta tiró algunos de los puestos al suelo y se enfrentó con los vendedores, diciéndoles: “Estáis convirtiendo la casa de Dios en un supermercado”. Algunos judíos se enfadaron con Jesús y le decían que no tenía derecho. Pero él les contestó diciendo: “El templo verdadero no son las piedras, ni las normas, ni las paredes. El templo verdadero, ya lo veréis, soy yo. Porque cuando la gente me mire a mí, verá a Dios”.
Ellos se quedaron muy sorprendidos, y, la verdad, no lo entendían del todo.

música

Diciendo la verdad interpretado por Grupo Compasión
«Caminamos con Jesús.»© Autorización de San Pablo Multimedia

domingo 4
de marzo

3 de Cuaresma

Diciendo la verdad interpretado por Grupo Compasión
«Caminamos con Jesús.»© Autorización de San Pablo Multimedia

Jn 2, 13-25

Jesús normalmente era un hombre tranquilo, y de buen humor. Pero cuando se tenía que enfadar, también lo hacía. Como un día que entró en el templo. Y se encontró con que había un montón de gente vendiendo cosas, estafándose unos a otros, aprovechándose de los que tenían necesidades. Entonces se enfadó muchísimo. Hasta tiró algunos de los puestos al suelo y se enfrentó con los vendedores, diciéndoles: “Estáis convirtiendo la casa de Dios en un supermercado”. Algunos judíos se enfadaron con Jesús y le decían que no tenía derecho. Pero él les contestó diciendo: “El templo verdadero no son las piedras, ni las normas, ni las paredes. El templo verdadero, ya lo veréis, soy yo. Porque cuando la gente me mire a mí, verá a Dios”.
Ellos se quedaron muy sorprendidos, y, la verdad, no lo entendían del todo.

texto de apoyo

Jesús, en ti puedo ver a Dios Padre

Cuando me parece que no entiendo nada…
Cuando no sé bien qué debo hacer… Jesús, en ti puedo ver a Dios Padre…
Cuando sé que debo decir la verdad… Jesús, en ti puedo ver a Dios Padre…
Cuando hay que ser valiente…
…Jesús, en ti puedo ver a Dios Padre.

descargar oración