CAMINO DE SANTIAGO

NIÑOS

?

domingo 2
de julio

13 del T.O.darse a los demás

Mt 10, 37-42

música

texto de apoyo

descargar oración

comparte

00:00

No guardes tu vida (canción)

Quien guarda su vida la pierde, la pierde,
quien la gasta en mi nombre, la libera.

Voy en busca de la vida
mirando siempre hacia el sur,
camino con la certeza
de que a mi lado estás Tú.

Me esperas en quien espera
una mano amiga.
Soy simiente, levadura,
al servicio de la vida.

Desde abajo y desde dentro
te encarnas en Nazaret
y en las cosas pequeñas
nos invitas a creer.

Somos como Jesús...

Cuando pensamos primero en los otros.
Cuando nos preocupamos por los demás.
Cuando acudimos en ayuda del que necesita.
Cuando nos acordamos del que tenemos al lado.
Cuando compartimos los bienes que tenemos.
Cuando acompañamos a los que sufren.
Cuando damos nuestro tiempo para beneficio de otros.

descargar ficha en PDF

Adaptación de Mt 10, 37-42

Jesús era exigente con sus amigos. Como el día que les dijo: “Mirad, no podéis querer a vuestros padres y madres, hijos o hijas, más que a mí. Ser amigo mío es elegir mi camino, y vivir a mi manera. Y eso también implica cargar con la cruz” –se refería a aceptar las dificultades que vienen cuando vives a la manera de Jesús–. Además, les aconsejaba: “El que solo está preocupado de sí mismo, de conseguirlo todo para sí, de tener todas las comodidades y pasarlo bien siempre, al final acabará muy triste. Pero el que se preocupa por los otros, y por Dios, el que hace el bien, ese será muy feliz”. Y por último, les hacía ver que cada persona es muy importante y que hay que tratar a todos como trataríamos al más importante, recibir a la gente, acoger a los justos, y dar de beber a los sedientos.

música

No guardes tu vida interpretado por Ain Karem
«Alégrate.»© Autorización de San Pablo Multimedia

domingo 2
de julio

13 de Tiempo Ordinario

No guardes tu vida interpretado por Ain Karem
«Alégrate.»© Autorización de San Pablo Multimedia

Mt 10, 37-42

Jesús era exigente con sus amigos. Como el día que les dijo: “Mirad, no podéis querer a vuestros padres y madres, hijos o hijas, más que a mí. Ser amigo mío es elegir mi camino, y vivir a mi manera. Y eso también implica cargar con la cruz” –se refería a aceptar las dificultades que vienen cuando vives a la manera de Jesús–. Además, les aconsejaba: “El que solo está preocupado de sí mismo, de conseguirlo todo para sí, de tener todas las comodidades y pasarlo bien siempre, al final acabará muy triste. Pero el que se preocupa por los otros, y por Dios, el que hace el bien, ese será muy feliz”. Y por último, les hacía ver que cada persona es muy importante y que hay que tratar a todos como trataríamos al más importante, recibir a la gente, acoger a los justos, y dar de beber a los sedientos.

texto de apoyo

No guardes tu vida (canción)

Quien guarda su vida la pierde, la pierde,
quien la gasta en mi nombre, la libera.

Voy en busca de la vida
mirando siempre hacia el sur,
camino con la certeza
de que a mi lado estás Tú.

Me esperas en quien espera
una mano amiga.
Soy simiente, levadura,
al servicio de la vida.

Desde abajo y desde dentro
te encarnas en Nazaret
y en las cosas pequeñas
nos invitas a creer.

Somos como Jesús...

Cuando pensamos primero en los otros.
Cuando nos preocupamos por los demás.
Cuando acudimos en ayuda del que necesita.
Cuando nos acordamos del que tenemos al lado.
Cuando compartimos los bienes que tenemos.
Cuando acompañamos a los que sufren.
Cuando damos nuestro tiempo para beneficio de otros.

descargar oración