CAMINO DE SANTIAGO

NIÑOS

?

domingo 23
de abril

2 de Pascua: mirar con el corazón

Jn 20, 19-31

música

texto de apoyo

descargar oración

comparte

00:00

Donde el corazón (canción)

Déjame entrar,
donde estén tus sueños,
donde tus anhelos se ponen al sol.
Déjame estar,
donde tantas veces piensas que no puedes,
tal vez pueda yo.
Déjame que sea yo tu fortaleza.
Déjame vivir allí, donde brota todo,
donde nace todo,
justo en la raíz.

Dónde el corazón empezó a latir,
dónde el corazón espera y siente,
dónde el corazón busca tu raíz,
dónde el corazón te mueva y lleve,

Déjame entrar en tus desengaños para repararlos y ser tu motor.
Déjame estar, donde no hay remedio
y donde estén tus miedos encontrar valor.
De tu confianza brota la esperanza si te dejas ir, allí donde brota todo,
donde nace todo, justo en la raíz

Donde sientes, donde temes,
donde esperas, aunque muchas otras veces desesperes.
Donde luchas y te rindes,
donde haces y deshaces,
donde ganas, donde pierdes.
Donde sueñas, donde quieres,
dónde caes y te levantas, aunque dudes tantas veces.
Donde vuelas, donde corres,
donde subes, donde bajas,
donde vas y donde vienes.

Busca tus raíces donde el corazón te lleve.
La raíz de todo, donde el corazón se mueve.

descargar ficha en PDF

Adaptación de Jn 20, 19-31

Tomás era uno de los amigos de Jesús. Un día llegó a casa y se encontró a todos los demás muy emocionados y nerviosos. “Pero, ¿qué pasa?” –preguntó– “Que ha estado aquí Jesús”, decía uno. “Que está vivo”, añadía otro. “Nos ha deseado la paz y nos quiere enviar a todo el mundo”, decía uno más. Pero Tomás estaba enfurruñado. “¡No me lo creo!”, dijo. “¿Cómo que no te lo crees?” le preguntó otro. “Que yo, si no lo veo y lo toco, no lo creo. ¿Cómo va a estar vivo?” –insistía Tomás–. Y aunque le intentaron convencer, él se quedó sin creerlo.
Una semana después estaban todos juntos, también Tomás. Y apareció Jesús en medio. Se quedaron muy sorprendidos. Jesús se acercó a Tomás. Le tomó de la mano y la acercó a las heridas que le habían quedado de los clavos. Tomás estaba temblando del susto. Pero también de la emoción, porque se dio cuenta de que de verdad era Jesús. Entonces se echó a sus brazos, mientras decía: “Señor mío y Dios mío”. Estaba muy contento de que estuviera vivo, y un poco avergonzado por no haberlo creído antes. Jesús, mirando a Tomás, y también al resto, les dijo: “Felices quienes crean sin haber visto” (que era lo mismo que decirles, felices los que crean con los ojos del corazón)…
Luego se marchó. Pero ellos sabían que estaba vivo y que ya nunca le perderían.

música

Donde el corazón interpretado por Alvaro Fraile y Alfonso Moreno
«Sol Fe Ando.»© Autorización de Alvaro Fraile

domingo 23
de abril

2 de Pascua

Donde el corazón interpretado por Alvaro Fraile y Alfonso Moreno
«Sol Fe Ando.»© Autorización de Alvaro Fraile

Jn 20, 19-31

Tomás era uno de los amigos de Jesús. Un día llegó a casa y se encontró a todos los demás muy emocionados y nerviosos. “Pero, ¿qué pasa?” –preguntó– “Que ha estado aquí Jesús”, decía uno. “Que está vivo”, añadía otro. “Nos ha deseado la paz y nos quiere enviar a todo el mundo”, decía uno más. Pero Tomás estaba enfurruñado. “¡No me lo creo!”, dijo. “¿Cómo que no te lo crees?” le preguntó otro. “Que yo, si no lo veo y lo toco, no lo creo. ¿Cómo va a estar vivo?” –insistía Tomás–. Y aunque le intentaron convencer, él se quedó sin creerlo.
Una semana después estaban todos juntos, también Tomás. Y apareció Jesús en medio. Se quedaron muy sorprendidos. Jesús se acercó a Tomás. Le tomó de la mano y la acercó a las heridas que le habían quedado de los clavos. Tomás estaba temblando del susto. Pero también de la emoción, porque se dio cuenta de que de verdad era Jesús. Entonces se echó a sus brazos, mientras decía: “Señor mío y Dios mío”. Estaba muy contento de que estuviera vivo, y un poco avergonzado por no haberlo creído antes. Jesús, mirando a Tomás, y también al resto, les dijo: “Felices quienes crean sin haber visto” (que era lo mismo que decirles, felices los que crean con los ojos del corazón)…
Luego se marchó. Pero ellos sabían que estaba vivo y que ya nunca le perderían.

texto de apoyo

Donde el corazón (canción)

Déjame entrar,
donde estén tus sueños,
donde tus anhelos se ponen al sol.
Déjame estar,
donde tantas veces piensas que no puedes,
tal vez pueda yo.
Déjame que sea yo tu fortaleza.
Déjame vivir allí, donde brota todo,
donde nace todo,
justo en la raíz.

Dónde el corazón empezó a latir,
dónde el corazón espera y siente,
dónde el corazón busca tu raíz,
dónde el corazón te mueva y lleve,

Déjame entrar en tus desengaños para repararlos y ser tu motor.
Déjame estar, donde no hay remedio
y donde estén tus miedos encontrar valor.
De tu confianza brota la esperanza si te dejas ir, allí donde brota todo,
donde nace todo, justo en la raíz

Donde sientes, donde temes,
donde esperas, aunque muchas otras veces desesperes.
Donde luchas y te rindes,
donde haces y deshaces,
donde ganas, donde pierdes.
Donde sueñas, donde quieres,
dónde caes y te levantas, aunque dudes tantas veces.
Donde vuelas, donde corres,
donde subes, donde bajas,
donde vas y donde vienes.

Busca tus raíces donde el corazón te lleve.
La raíz de todo, donde el corazón se mueve.

descargar oración