CAMINO DE SANTIAGO

NIÑOS

?

domingo 15
de enero

2 del T.O. el regalo de Dios

Jn 1, 29-34

música

texto de apoyo

descargar oración

comparte

00:00

Siempre alegres (canción)

Una llamada sencilla,
una respuesta valiente,
una sonrisa mueve otra sonrisa y huele
a ese olor que huele la alegría.

Un reto para tus días
una opción diferente
con todo que eres y lo que quieres,
quieres algo más de vida en tu vida.

Esta es tu casa,
y el lugar donde la gente
vive esperanzada y confía y está siempre.
Siempre alegres, siempre… (bis)

Qué esperas y en qué confías,
qué desesperas, qué temes…
si ya se asoman días
de luz y sol ya viene el sueño
de soñarnos siempre alegres.

Esta es tu casa,
y el lugar donde la gente
vive esperanzada y confía y está siempre.
Siempre alegres, siempre… (bis)

descargar ficha en PDF

Adaptación de Jn 1, 29-34

Juan estaba en el desierto, como siempre hacía. Era un profeta y allí hablaba de las cosas de Dios. Un día, vio que Jesús venía hacia él, y no se pudo contener y gritó a todo pulmón: “Este es el cordero de Dios, el que quita el pecado del mundo”. Al decir lo de cordero no estaba metiéndose con él; lo que quería decir es que, del mismo modo que los pastores regalaban los corderos a la hora del sacrificio, Jesús era como un regalo de Dios al mundo. Entonces Juan continuó: “Jesús va muy por delante de mí, porque ya existía antes que yo. Cuando yo bautizo, es para que descubramos a Dios. Pues bien, mirad a Jesús, y veréis a Dios”. Entonces se puso a contarles a todos lo que había ocurrido en el bautismo, y cómo había bajado el Espíritu sobre Jesús. Y como Juan era un profeta, y los profetas hablaban con Dios de una manera especial, Juan les contó a todos que ya Dios le había avisado: “Tú bautizas con agua. Pero aquel sobre quien se pose el Espíritu, ese bautizará con el Espíritu Santo”. Así que, a cualquiera que quería oírle, Juan le decía que Jesús es el Hijo de Dios.

música

Siempre Alegres interpretado por Alvaro Fraile
«Sol Fe Ando.»© Autorización de Alvaro Fraile

domingo 15
de enero

2 de Tiempo Ordinario

Siempre Alegres interpretado por Alvaro Fraile
«Sol Fe Ando.»© Autorización de Alvaro Fraile

Jn 1, 29-34

Juan estaba en el desierto, como siempre hacía. Era un profeta y allí hablaba de las cosas de Dios. Un día, vio que Jesús venía hacia él, y no se pudo contener y gritó a todo pulmón: “Este es el cordero de Dios, el que quita el pecado del mundo”. Al decir lo de cordero no estaba metiéndose con él; lo que quería decir es que, del mismo modo que los pastores regalaban los corderos a la hora del sacrificio, Jesús era como un regalo de Dios al mundo. Entonces Juan continuó: “Jesús va muy por delante de mí, porque ya existía antes que yo. Cuando yo bautizo, es para que descubramos a Dios. Pues bien, mirad a Jesús, y veréis a Dios”. Entonces se puso a contarles a todos lo que había ocurrido en el bautismo, y cómo había bajado el Espíritu sobre Jesús. Y como Juan era un profeta, y los profetas hablaban con Dios de una manera especial, Juan les contó a todos que ya Dios le había avisado: “Tú bautizas con agua. Pero aquel sobre quien se pose el Espíritu, ese bautizará con el Espíritu Santo”. Así que, a cualquiera que quería oírle, Juan le decía que Jesús es el Hijo de Dios.

texto de apoyo

Siempre alegres (canción)

Una llamada sencilla,
una respuesta valiente,
una sonrisa mueve otra sonrisa y huele
a ese olor que huele la alegría.

Un reto para tus días
una opción diferente
con todo que eres y lo que quieres,
quieres algo más de vida en tu vida.

Esta es tu casa,
y el lugar donde la gente
vive esperanzada y confía y está siempre.
Siempre alegres, siempre… (bis)

Qué esperas y en qué confías,
qué desesperas, qué temes…
si ya se asoman días
de luz y sol ya viene el sueño
de soñarnos siempre alegres.

Esta es tu casa,
y el lugar donde la gente
vive esperanzada y confía y está siempre.
Siempre alegres, siempre… (bis)

descargar oración