CAMINO DE SANTIAGO

NIÑOS

?

septiembre
26
martes

martes de la 25 del Tiempo Ordinario

Lc 8, 19-21

música

texto de apoyo

descargar oración

comparte

00:00

Cada mañana

Cada mañana
me sumergiré en Ti,
agua de la vida,
antes de ser vaso,
nutriente en el surco,
juego en la fuente,
sosiego en el lago.

Cada mañana
me afinaré en Ti,
Palabra del Padre,
antes de ser susurro al oído,
discurso en el aula,
anuncio en el viento,
silencio en la escucha.

Cada mañana me orientaré en Ti,
camino del Reino,
antes de ser paso en la calle,
ruta en la frontera,
pausa en la espera,
salto en el aire.

Cada mañana me reposaré en Ti
sabiduría encarnada,
antes de ser
vigilia en el sueño,
flecha en el arco,
sutura en la herida,
cansancio en tu mano.

Cada mañana me miraré en Ti,
imagen del Padre,
antes de ser
alegría en el rostro,
fuerza en los brazos,
caricia en los ojos,
luz en el barro.

(Benjamín G. Buelta, sj)

Lc 8, 19-21

La madre y los hermanos de Jesús vinieron a verle, pero con el gentío no lograban llegar hasta él. Entonces lo avisaron: “Tu madre y tus hermanos están fuera y quieren verte”. Él les contestó: “Mi madre y mis hermanos son éstos: los que escuchan la palabra de Dios y la ponen por obra”.

música

Toda mi voluntad interpretado por Jesed
«Te pertenezco»© Permisos pedidos a Jesed Ministerio de música

The First Day interpretado por Jeff Wahl
«Meditative Guitar»© Usado bajo licencia no comercial Creative Commons

septiembre
26
martes

Martes de la 25 de Tiempo Ordinario

Toda mi voluntad interpretado por Jesed
«Te pertenezco»© Permisos pedidos a Jesed Ministerio de música

The First Day interpretado por Jeff Wahl
«Meditative Guitar»© Usado bajo licencia no comercial Creative Commons

Lc 8, 19-21

La madre y los hermanos de Jesús vinieron a verle, pero con el gentío no lograban llegar hasta él. Entonces lo avisaron: “Tu madre y tus hermanos están fuera y quieren verte”. Él les contestó: “Mi madre y mis hermanos son éstos: los que escuchan la palabra de Dios y la ponen por obra”.

texto de apoyo

Cada mañana

Cada mañana
me sumergiré en Ti,
agua de la vida,
antes de ser vaso,
nutriente en el surco,
juego en la fuente,
sosiego en el lago.

Cada mañana
me afinaré en Ti,
Palabra del Padre,
antes de ser susurro al oído,
discurso en el aula,
anuncio en el viento,
silencio en la escucha.

Cada mañana me orientaré en Ti,
camino del Reino,
antes de ser paso en la calle,
ruta en la frontera,
pausa en la espera,
salto en el aire.

Cada mañana me reposaré en Ti
sabiduría encarnada,
antes de ser
vigilia en el sueño,
flecha en el arco,
sutura en la herida,
cansancio en tu mano.

Cada mañana me miraré en Ti,
imagen del Padre,
antes de ser
alegría en el rostro,
fuerza en los brazos,
caricia en los ojos,
luz en el barro.

(Benjamín G. Buelta, sj)

descargar oración