CAMINO DE SANTIAGO

NIÑOS

?

agosto
19
domingo

domingo de la 20 del Tiempo Ordinario

Prov 9, 1-6

música

texto de apoyo

descargar oración

comparte

00:00

Creo en el Espíritu

Creo en el Espíritu,
que da la fuerza
que infunde aliento,
que hace que dentro de cada uno
resuene el eco de Dios.
Creo en el Espíritu,
que con el Padre y el Hijo
es Dios-en-nosotros.

Creo en el Espíritu,
lámpara encendida
en las noches oscuras,
alivio en la hora difícil,
viento que empuja
cuando fallan las fuerzas.

Creo en el Espíritu,
sabiduría inmortal
que orienta a la gente,
que inquieta a los necios,
que guía a los pueblos,
que mueve a la Iglesia.

Creo en el Espíritu
maestro de una lengua común
construida con palabras de compasión,
con frases de justicia,
con sentencias de misericordia
con proclamas de fe.

Creo en el Espíritu,
más allá del cansancio,
más allá de la muerte,
más allá de la duda,
abrazo último
del Dios de la vida.

(José María R. Olaizola, sj)

Prov 9, 1-6

La sabiduría se ha construido su casa plantando siete columnas, ha preparado el banquete, mezclado el vino y puesto la mesa; ha despachado a sus criados para que lo anuncien en los puntos que dominan la ciudad: “Los inexpertos, que vengan aquí, quiero hablar a los faltos de juicio: Venid a comer de mi pan y a beber el vino que he mezclado; dejad la inexperiencia y viviréis, seguid el camino de la prudencia”.

música

Ven, espíritu de Dios interpretado por Taizé
«Bendecid al Señor»© Autorización de Atheliers et Press de Taizé

Hijo pródigo interpretado por Fernando Leiva
«En reflexión»© Autorización de Fernando Leiva

agosto
19
domingo

Domingo de la 20 de Tiempo Ordinario

Ven, espíritu de Dios interpretado por Taizé
«Bendecid al Señor»© Autorización de Atheliers et Press de Taizé

Hijo pródigo interpretado por Fernando Leiva
«En reflexión»© Autorización de Fernando Leiva

Prov 9, 1-6

La sabiduría se ha construido su casa plantando siete columnas, ha preparado el banquete, mezclado el vino y puesto la mesa; ha despachado a sus criados para que lo anuncien en los puntos que dominan la ciudad: “Los inexpertos, que vengan aquí, quiero hablar a los faltos de juicio: Venid a comer de mi pan y a beber el vino que he mezclado; dejad la inexperiencia y viviréis, seguid el camino de la prudencia”.

texto de apoyo

Creo en el Espíritu

Creo en el Espíritu,
que da la fuerza
que infunde aliento,
que hace que dentro de cada uno
resuene el eco de Dios.
Creo en el Espíritu,
que con el Padre y el Hijo
es Dios-en-nosotros.

Creo en el Espíritu,
lámpara encendida
en las noches oscuras,
alivio en la hora difícil,
viento que empuja
cuando fallan las fuerzas.

Creo en el Espíritu,
sabiduría inmortal
que orienta a la gente,
que inquieta a los necios,
que guía a los pueblos,
que mueve a la Iglesia.

Creo en el Espíritu
maestro de una lengua común
construida con palabras de compasión,
con frases de justicia,
con sentencias de misericordia
con proclamas de fe.

Creo en el Espíritu,
más allá del cansancio,
más allá de la muerte,
más allá de la duda,
abrazo último
del Dios de la vida.

(José María R. Olaizola, sj)

descargar oración