CAMINO DE SANTIAGO

NIÑOS

?

marzo
5
domingo

primer domingo de Cuaresma

Mt 4, 1-11

música

texto de apoyo

descargar oración

comparte

00:00

Tentación

La tentación va a estar siempre ahí,
como manzana o como piedras
que se convierten en pan;
como aplauso buscado
desde la cornisa del mundo
o como rodilla que se dobla
ante la promesa de un ídolo malvado.
Siempre va a estar ahí,
buscando mi hambre y mi sed,
conociendo dónde piso,
ofreciéndome novedad en el vergel
y consuelo en las grietas de mis desiertos.
Lo humano es ser tentado,
lo de Dios lo puedes encontrar en tu interior.

(José de Pablo, sj)

Mt 4, 1-11

Jesús fue llevado al desierto por el Espíritu para ser tentado por el diablo. Y después de ayunar cuarenta días con sus cuarenta noches, al fin sintió hambre. El tentador se le acercó y le dijo: “Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en panes”. Pero él le contestó, diciendo: “Está escrito: ‘No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios’”.

Entonces el diablo lo llevó a la ciudad santa, lo puso en el alero del templo y le dijo: “Si eres Hijo de Dios, tírate abajo, porque está escrito: ‘Encargará a los ángeles que cuiden de ti, y te sostendrán en sus manos, para que tu pie no tropiece con las piedras’”. Jesús le dijo: “También está escrito: ‘No tentarás al Señor, tu Dios’”.

Después el diablo lo llevó a una montaña altísima y, mostrándole los reinos del mundo y su gloria, le dijo: “Todo esto te daré, si te postras y me adoras”. Entonces le dijo Jesús: “Vete, Satanás, porque está escrito: ‘Al Señor, tu Dios, adorarás y a él solo darás culto’”.
Entonces lo dejó el diablo, y se acercaron los ángeles y le servían.

música

Levántate, Señor, Sálvame (Salmo 3) interpretado por Misión País
«Bajo tu amparo»© Permiso pedido a Misión País

Coming Home interpretado por Kendra Springer
«Hope»© Usado bajo licencia no comercial Creative Commons

marzo
5
domingo

Domingo de la 1 de Cuaresma

Levántate, Señor, Sálvame (Salmo 3) interpretado por Misión País
«Bajo tu amparo»© Permiso pedido a Misión País

Coming Home interpretado por Kendra Springer
«Hope»© Usado bajo licencia no comercial Creative Commons

Mt 4, 1-11

Jesús fue llevado al desierto por el Espíritu para ser tentado por el diablo. Y después de ayunar cuarenta días con sus cuarenta noches, al fin sintió hambre. El tentador se le acercó y le dijo: “Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en panes”. Pero él le contestó, diciendo: “Está escrito: ‘No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios’”.

Entonces el diablo lo llevó a la ciudad santa, lo puso en el alero del templo y le dijo: “Si eres Hijo de Dios, tírate abajo, porque está escrito: ‘Encargará a los ángeles que cuiden de ti, y te sostendrán en sus manos, para que tu pie no tropiece con las piedras’”. Jesús le dijo: “También está escrito: ‘No tentarás al Señor, tu Dios’”.

Después el diablo lo llevó a una montaña altísima y, mostrándole los reinos del mundo y su gloria, le dijo: “Todo esto te daré, si te postras y me adoras”. Entonces le dijo Jesús: “Vete, Satanás, porque está escrito: ‘Al Señor, tu Dios, adorarás y a él solo darás culto’”.
Entonces lo dejó el diablo, y se acercaron los ángeles y le servían.

texto de apoyo

Tentación

La tentación va a estar siempre ahí,
como manzana o como piedras
que se convierten en pan;
como aplauso buscado
desde la cornisa del mundo
o como rodilla que se dobla
ante la promesa de un ídolo malvado.
Siempre va a estar ahí,
buscando mi hambre y mi sed,
conociendo dónde piso,
ofreciéndome novedad en el vergel
y consuelo en las grietas de mis desiertos.
Lo humano es ser tentado,
lo de Dios lo puedes encontrar en tu interior.

(José de Pablo, sj)

descargar oración