CAMINO DE SANTIAGO

NIÑOS

?

Oración por la creación

Gen 2, 7-9; 15-16

música

texto de apoyo

descargar oración

comparte

00:00

Laudato Sii (fragmentos)

Cuando insistimos en decir que el ser humano es imagen de Dios, eso no debería llevarnos a olvidar que cada criatura tiene una función y ninguna es superflua. Todo el universo material es lenguaje de amor de Dios, de su desmesurado cariño hacia nosotros. El suelo, el agua, las montañas, todo es caricia de Dios. (LS, 84)

No puede ser real un sentimiento de íntima unión con los demás seres de la naturaleza si al tiempo en el corazón no hay ternura, compasión y preocupación por los seres humanos. (LS, 91)

El Nuevo Testamento no solo nos habla del Jesús terreno y de su relación tan concreta y amable con las cosas. También lo muestra como resucitado y glorioso, presente en toda la creación con su señorío universal. […] Las mismas flores del campo y las aves que Él contempló admirado con sus ojos humanos, ahora están llenas de su presencia luminosa. (LS, 100)

La crisis ecológica es una llamada a una profunda conversión interior. Vivir la vocación de ser protectores de la obra de Dios es parte esencial de una existencia virtuosa. No es algo opcional ni un aspecto secundario de la experiencia cristiana. (LS, 217)

Oración por nuestra tierra (Laudato Si)

Dios ominpotente,
que estás presente en todo el universo
y en la más pequeña de tus criaturas,
Tú que rodeas con tu ternura todo lo que existe,
derrama en nosotros la fuerza de tu amor
para que cuidemos la vida y la belleza.
Inúndanos de paz, para que vivamos como hermanos y hermanas
sin dañar a nadie.
Dios de los pobres,
ayúdanos a rescatar a los abandonados y olvidados de esta tierra
que tanto valen a tus ojos.
Sana nuestras vidas,
para que seamos protectores del mundo y no depredadores,
para que sembremos hermosura
y no contaminación y destrucción.
Toca los corazones
de los que buscan sólo beneficios
a costa de los pobres y de la tierra.
Enséñanos a descubrir el valor de cada cosa,
a contemplar admirados,
a reconocer que estamos profundamente unidos
con todas las criaturas
en nuestro camino hacia tu luz infinita.
Gracias porque estás con nosotros todos los días.
Aliéntanos, por favor, en nuestra lucha
por la justicia, el amor y la paz.

Gen 2, 7-9; 15-16

El Señor Dios modeló al hombre de arcilla del suelo, sopló en su nariz aliento de vida, y el hombre se convirtió en ser vivo. El Señor Dios plantó un jardín en Edén, hacia oriente, y colocó en él al hombre que había modelado. El Señor Dios hizo brotar del suelo toda clase de árboles hermosos de ver y buenos de comer; además, el árbol de la vida en mitad del jardín y el árbol de conocer el bien y el mal. El Señor Dios tomó al hombre y lo colocó en el jardín de Edén, para que lo guardara y lo cultivara.

música

Himno de Alabanza interpretado por Misión País
«Nuestro encuentro con Jesús»© Permisos pedidos a Misión País

Big Sur Coast interpretado por Viviana Guzman
«Meditations for flute»© Usado bajo licencia no comercial Creative Commons

Alone interpretado por Jeff Wahl
«Meditative Guitar»© Usado bajo licencia no comercial Creative Commons

Himno de Alabanza interpretado por Misión País
«Nuestro encuentro con Jesús»© Permisos pedidos a Misión País

Big Sur Coast interpretado por Viviana Guzman
«Meditations for flute»© Usado bajo licencia no comercial Creative Commons

Alone interpretado por Jeff Wahl
«Meditative Guitar»© Usado bajo licencia no comercial Creative Commons

Gen 2, 7-9; 15-16

El Señor Dios modeló al hombre de arcilla del suelo, sopló en su nariz aliento de vida, y el hombre se convirtió en ser vivo. El Señor Dios plantó un jardín en Edén, hacia oriente, y colocó en él al hombre que había modelado. El Señor Dios hizo brotar del suelo toda clase de árboles hermosos de ver y buenos de comer; además, el árbol de la vida en mitad del jardín y el árbol de conocer el bien y el mal. El Señor Dios tomó al hombre y lo colocó en el jardín de Edén, para que lo guardara y lo cultivara.

texto de apoyo

Laudato Sii (fragmentos)

Cuando insistimos en decir que el ser humano es imagen de Dios, eso no debería llevarnos a olvidar que cada criatura tiene una función y ninguna es superflua. Todo el universo material es lenguaje de amor de Dios, de su desmesurado cariño hacia nosotros. El suelo, el agua, las montañas, todo es caricia de Dios. (LS, 84)

No puede ser real un sentimiento de íntima unión con los demás seres de la naturaleza si al tiempo en el corazón no hay ternura, compasión y preocupación por los seres humanos. (LS, 91)

El Nuevo Testamento no solo nos habla del Jesús terreno y de su relación tan concreta y amable con las cosas. También lo muestra como resucitado y glorioso, presente en toda la creación con su señorío universal. […] Las mismas flores del campo y las aves que Él contempló admirado con sus ojos humanos, ahora están llenas de su presencia luminosa. (LS, 100)

La crisis ecológica es una llamada a una profunda conversión interior. Vivir la vocación de ser protectores de la obra de Dios es parte esencial de una existencia virtuosa. No es algo opcional ni un aspecto secundario de la experiencia cristiana. (LS, 217)

Oración por nuestra tierra (Laudato Si)

Dios ominpotente,
que estás presente en todo el universo
y en la más pequeña de tus criaturas,
Tú que rodeas con tu ternura todo lo que existe,
derrama en nosotros la fuerza de tu amor
para que cuidemos la vida y la belleza.
Inúndanos de paz, para que vivamos como hermanos y hermanas
sin dañar a nadie.
Dios de los pobres,
ayúdanos a rescatar a los abandonados y olvidados de esta tierra
que tanto valen a tus ojos.
Sana nuestras vidas,
para que seamos protectores del mundo y no depredadores,
para que sembremos hermosura
y no contaminación y destrucción.
Toca los corazones
de los que buscan sólo beneficios
a costa de los pobres y de la tierra.
Enséñanos a descubrir el valor de cada cosa,
a contemplar admirados,
a reconocer que estamos profundamente unidos
con todas las criaturas
en nuestro camino hacia tu luz infinita.
Gracias porque estás con nosotros todos los días.
Aliéntanos, por favor, en nuestra lucha
por la justicia, el amor y la paz.

descargar oración