CAMINO DE SANTIAGO

NIÑOS

?

Oración del estudiante

Lc 2, 51

música

texto de apoyo

descargar oración

comparte

00:00

La oración del estudiante

Señor, dame tranquilidad para no olvidarte
si otras urgencias lo tapan todo.
Dame sosiego en las horas de ahogo,
y fuerza si creo rendirme.
Recuérdame lo esencial,
lo importante, lo cierto.
Que sepa plantar mis cimientos
en lo vivido, lo presente y lo futuro,
aunque hoy se imponga lo inaplazable.
Que sea discreto en el éxito
y sereno en el fracaso,
aprendiendo de ambos.
Dame humor, tenme paciencia.
Hazme lúcido
para no perder la perspectiva
de este mundo amplio,
de otras vidas,
de otros anhelos.
Tú, fuente de toda verdad…
En tu presencia todo
encuentra su sitio.

(José María R. Olaizola sj)

Lc 2, 51

Jesús bajó con sus padres a Nazaret, y vivía sujeto a ellos. Su madre conservaba cuidadosamente todas las cosas en su corazón. Jesús progresaba en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y ante los hombres.

Lc 9,57

Un escriba se acercó y le dijo: «Maestro, te seguiré adondequiera que vayas.» Le dice Jesús: «Las zorras tienen guaridas, y las aves del cielo nidos; pero el Hijo del hombre no tiene donde reclinar la cabeza.»

Lc 5, 3b-6

Desde la barca, Jesús se dirigía a la multitud. Cuando acabó de hablar, dijo a Simón: «Rema lago adentro y echa las redes para pescar». Le replicó Simón: «Maestro, hemos bregado toda la noche y no hemos sacado nada; pero, ya que lo dices, echaré las redes. Lo hicieron y capturaron tal cantidad de peces que reventaban las redes.»

música

Home interpretado por Jeff Wahl
«Meditative Guitar»© Usado bajo licencia no comercial Creative Commons

Una vez más interpretado por Ixcís
«Al otro lado del mar»© Difusión libre cortesía de Ixcís

Home interpretado por Jeff Wahl
«Meditative Guitar»© Usado bajo licencia no comercial Creative Commons

Una vez más interpretado por Ixcís
«Al otro lado del mar»© Difusión libre cortesía de Ixcís

Lc 2, 51

Jesús bajó con sus padres a Nazaret, y vivía sujeto a ellos. Su madre conservaba cuidadosamente todas las cosas en su corazón. Jesús progresaba en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y ante los hombres.

Lc 9,57

Un escriba se acercó y le dijo: «Maestro, te seguiré adondequiera que vayas.» Le dice Jesús: «Las zorras tienen guaridas, y las aves del cielo nidos; pero el Hijo del hombre no tiene donde reclinar la cabeza.»

Lc 5, 3b-6

Desde la barca, Jesús se dirigía a la multitud. Cuando acabó de hablar, dijo a Simón: «Rema lago adentro y echa las redes para pescar». Le replicó Simón: «Maestro, hemos bregado toda la noche y no hemos sacado nada; pero, ya que lo dices, echaré las redes. Lo hicieron y capturaron tal cantidad de peces que reventaban las redes.»

texto de apoyo

La oración del estudiante

Señor, dame tranquilidad para no olvidarte
si otras urgencias lo tapan todo.
Dame sosiego en las horas de ahogo,
y fuerza si creo rendirme.
Recuérdame lo esencial,
lo importante, lo cierto.
Que sepa plantar mis cimientos
en lo vivido, lo presente y lo futuro,
aunque hoy se imponga lo inaplazable.
Que sea discreto en el éxito
y sereno en el fracaso,
aprendiendo de ambos.
Dame humor, tenme paciencia.
Hazme lúcido
para no perder la perspectiva
de este mundo amplio,
de otras vidas,
de otros anhelos.
Tú, fuente de toda verdad…
En tu presencia todo
encuentra su sitio.

(José María R. Olaizola sj)

descargar oración