CAMINO DE SANTIAGO

NIÑOS

?

julio
20
viernes

viernes de la 15 del Tiempo Ordinario

Mt 12,1-8

música

texto de apoyo

descargar oración

comparte

00:00

El Señor de mis sábados

El Señor de mis sábados (Antonio Ordóñez, sj)

El Señor de mis sábados,
de mis espigas,
de mis leyes.
El Señor de mis caminos,
de mis padres, de mis pobres,
el Señor de mis amigos.
El Señor de mis dominios,
de mis eras,
de mis rentas y castillos.
sé tú, el Señor de mis deseos,
de mi vida,
de mi sangre
y sé tú, Señor de mi destino.

(Antonio Ordóñez, sj)

Mt 12,1-8

Un sábado de aquellos, Jesús atravesaba un sembrado; los discípulos, que tenían hambre, empezaron a arrancar espigas y a comérselas. Los fariseos, al verlo, le dijeron: "Mira, tus discípulos están haciendo una cosa que no está permitida en sábado". Les replicó: "¿No habéis leído lo que hizo David cuando él y sus hombres sintieron hambre? Entró en la casa de Dios y comieron de los panes presentados, cosa que no les estaba permitida ni a él ni a sus compañeros, sino sólo a los sacerdotes. ¿Y no habéis leído en la ley que los sacerdotes pueden violar el sábado en el templo sin incurrir en culpa? Pues os digo que aquí hay uno que es más que el templo. Si comprendierais lo que significa 'quiero misericordia y no sacrificio', no condenaríais a los que no tienen culpa. Porque el Hijo del hombre es señor del sábado".

música

La ley y el sábado interpretado por Ixcís
«La lluvia de tu misericordia»© Difusión libre cortesía de Ixcís

L´ultima volta interpretado por Ludovico Einaudi
«Le Onde»© Permisos pedidos a Ponderosa Music&Art

julio
20
viernes

Viernes de la 15 de Tiempo Ordinario

La ley y el sábado interpretado por Ixcís
«La lluvia de tu misericordia»© Difusión libre cortesía de Ixcís

L´ultima volta interpretado por Ludovico Einaudi
«Le Onde»© Permisos pedidos a Ponderosa Music&Art

Mt 12,1-8

Un sábado de aquellos, Jesús atravesaba un sembrado; los discípulos, que tenían hambre, empezaron a arrancar espigas y a comérselas. Los fariseos, al verlo, le dijeron: "Mira, tus discípulos están haciendo una cosa que no está permitida en sábado". Les replicó: "¿No habéis leído lo que hizo David cuando él y sus hombres sintieron hambre? Entró en la casa de Dios y comieron de los panes presentados, cosa que no les estaba permitida ni a él ni a sus compañeros, sino sólo a los sacerdotes. ¿Y no habéis leído en la ley que los sacerdotes pueden violar el sábado en el templo sin incurrir en culpa? Pues os digo que aquí hay uno que es más que el templo. Si comprendierais lo que significa 'quiero misericordia y no sacrificio', no condenaríais a los que no tienen culpa. Porque el Hijo del hombre es señor del sábado".

texto de apoyo

El Señor de mis sábados

El Señor de mis sábados (Antonio Ordóñez, sj)

El Señor de mis sábados,
de mis espigas,
de mis leyes.
El Señor de mis caminos,
de mis padres, de mis pobres,
el Señor de mis amigos.
El Señor de mis dominios,
de mis eras,
de mis rentas y castillos.
sé tú, el Señor de mis deseos,
de mi vida,
de mi sangre
y sé tú, Señor de mi destino.

(Antonio Ordóñez, sj)

descargar oración