CAMINO DE SANTIAGO

NIÑOS

?

junio
11
lunes

san Bernabé, apóstol

Hch 11, 21-26; 13, 1-3

música

descargar oración

comparte

00:00

Hch 11, 21-26; 13, 1-3

Un gran número creyó y se convirtió al Señor. Llegó noticia a la Iglesia de Jerusalén, y enviaron a Bernabé a Antioquía; al llegar y ver la acción de la gracia de Dios, se alegró mucho y exhortó a todos a seguir unidos al Señor con todo empeño; como era hombre de bien, lleno de Espíritu Santo y de fe, una multitud considerable se adhirió al Señor. Más tarde, salió para Tarso, en busca de Saulo; lo encontró y se lo llevó a Antioquía. Durante un año fueron huéspedes de aquella iglesia e instruyeron a muchos. Fue en Antioquía donde por primera vez llamaron a los discípulos cristianos.
En la iglesia de Antioquía había profetas y maestros: Bernabé, Simeón, apodado el Moreno; Lucio el Cireneo, Manahén, hermano de leche del virrey Herodes, y Saulo. Un día que ayunaban y daban culto al Señor, dijo el Espíritu Santo: “Apartadme a Bernabé y a Saulo para la misión a que los he llamado”. Volvieron a ayunar y a orar, les impusieron las manos y los despidieron.

música

Ofrecimiento de San Ignacio de Guille Córdoba y Belén Rossi interpretado por Matu Hardoy
«Betania»

Yes interpretado por Anthony Salvo
«Finding Sanctuary»© Usado bajo licencia no comercial Creative Commons

junio
11
lunes

Lunes de la 10 de Tiempo Ordinario

Ofrecimiento de San Ignacio de Guille Córdoba y Belén Rossi interpretado por Matu Hardoy
«Betania»

Yes interpretado por Anthony Salvo
«Finding Sanctuary»© Usado bajo licencia no comercial Creative Commons

Hch 11, 21-26; 13, 1-3

Un gran número creyó y se convirtió al Señor. Llegó noticia a la Iglesia de Jerusalén, y enviaron a Bernabé a Antioquía; al llegar y ver la acción de la gracia de Dios, se alegró mucho y exhortó a todos a seguir unidos al Señor con todo empeño; como era hombre de bien, lleno de Espíritu Santo y de fe, una multitud considerable se adhirió al Señor. Más tarde, salió para Tarso, en busca de Saulo; lo encontró y se lo llevó a Antioquía. Durante un año fueron huéspedes de aquella iglesia e instruyeron a muchos. Fue en Antioquía donde por primera vez llamaron a los discípulos cristianos.
En la iglesia de Antioquía había profetas y maestros: Bernabé, Simeón, apodado el Moreno; Lucio el Cireneo, Manahén, hermano de leche del virrey Herodes, y Saulo. Un día que ayunaban y daban culto al Señor, dijo el Espíritu Santo: “Apartadme a Bernabé y a Saulo para la misión a que los he llamado”. Volvieron a ayunar y a orar, les impusieron las manos y los despidieron.

descargar oración