CAMINO DE SANTIAGO

NIÑOS

?

septiembre
23
domingo

domingo de la 25 del Tiempo Ordinario

St 3,16 - 4,3

música

texto de apoyo

descargar oración

comparte

00:00

Mi corazón es un ancho mar

Dios mío,
mi corazón es un ancho mar
siempre revuelto por las tempestades:
haz que en ti encuentre la paz y el descanso.
Tú que mandaste al viento y al mar que se calmaran,
y al oír tu voz se apaciguaron,
ven ahora a caminar
sobre las olas de mi corazón
para que recobre la paz y la tranquilidad
y pueda poseerte como mi único bien,
y contemplarte como la luz de mis ojos,
sin confusión ni oscuridad.
Que mi alma, Dios mío, quede libre
de los confusos pensamientos de este mundo,
se refugie a la sombra de tus alas
y encuentre allí
el lugar del consuelo y de la paz.

(San Agustín de Hipona, Meditaciones, 37)

St 3,16 - 4,3

Queridos hermanos: Donde hay envidias y rivalidades, hay desorden y toda clase de males. La sabiduría que viene de arriba ante todo es pura y, además, es amante de la paz, comprensiva, dócil, llena de misericordia y buenas obras, constante y sincera. Los que procuran la paz están sembrando la paz, y su fruto es la justicia. ¿De dónde proceden las guerras y las contiendas entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, que luchan en vuestros miembros? Codiciáis y no tenéis; matáis, ardéis en envidia y no alcanzáis nada; os combatís y os hacéis la guerra. No tenéis, porque no pedís. Pedís y no recibís, porque pedís mal, para dar satisfacción a vuestras pasiones.

música

Ven, Señor Jesús interpretado por Hermana Glenda
«Orar con el corazón »© Permisos pedidos a fundación consuelen a mi pueblo

Long past gone interpretado por Jami Sieber
«Second Sight»© Usado bajo licencia no comercial Creative Commons

septiembre
23
domingo

Domingo de la 25 de Tiempo Ordinario

Ven, Señor Jesús interpretado por Hermana Glenda
«Orar con el corazón »© Permisos pedidos a fundación consuelen a mi pueblo

Long past gone interpretado por Jami Sieber
«Second Sight»© Usado bajo licencia no comercial Creative Commons

St 3,16 - 4,3

Queridos hermanos: Donde hay envidias y rivalidades, hay desorden y toda clase de males. La sabiduría que viene de arriba ante todo es pura y, además, es amante de la paz, comprensiva, dócil, llena de misericordia y buenas obras, constante y sincera. Los que procuran la paz están sembrando la paz, y su fruto es la justicia. ¿De dónde proceden las guerras y las contiendas entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, que luchan en vuestros miembros? Codiciáis y no tenéis; matáis, ardéis en envidia y no alcanzáis nada; os combatís y os hacéis la guerra. No tenéis, porque no pedís. Pedís y no recibís, porque pedís mal, para dar satisfacción a vuestras pasiones.

texto de apoyo

Mi corazón es un ancho mar

Dios mío,
mi corazón es un ancho mar
siempre revuelto por las tempestades:
haz que en ti encuentre la paz y el descanso.
Tú que mandaste al viento y al mar que se calmaran,
y al oír tu voz se apaciguaron,
ven ahora a caminar
sobre las olas de mi corazón
para que recobre la paz y la tranquilidad
y pueda poseerte como mi único bien,
y contemplarte como la luz de mis ojos,
sin confusión ni oscuridad.
Que mi alma, Dios mío, quede libre
de los confusos pensamientos de este mundo,
se refugie a la sombra de tus alas
y encuentre allí
el lugar del consuelo y de la paz.

(San Agustín de Hipona, Meditaciones, 37)

descargar oración