CAMINO DE SANTIAGO

NIÑOS

?

agosto
20
domingo

domingo de la 20 del Tiempo Ordinario

Is 56, 1; 6-7

música

texto de apoyo

descargar oración

comparte

00:00

Preferencias (fragmentos)

No el poder, sino la humildad.
No la burla, sino el amor.
No la riqueza, sino la pobreza.
No el purismo, sino la inocencia.
No el 'mal menor' sino la justicia.
No el abuso de bienes, sino el uso de bienes.
No la agitación, sino el silencio.
No el fanatismo, sino la fe.
No la opresión, sino la libertad.
No la letra, sino el espíritu.
No el primer lugar, sino el último.
No el tratado, sino la poesía.
No el egocentrismo, sino el humanismo.
No una Iglesia instalada, sino perseguida.
No mi voluntad, sino la voluntad del Padre.
No el desprecio, sino la compasión.

(Alfonso Carlos Comín)

Is 56, 1; 6-7

Así dice el Señor: “Guardad el derecho, practicad la justicia, que mi salvación está para llegar, y se va a revelar mi victoria. A los extranjeros que se han dado al Señor, para servirlo, para amar el nombre del Señor y ser sus servidores, que guardan el sábado sin profanarlo y perseveran en mi alianza, los traeré a mi monte santo, los alegraré en mi casa de oración, aceptaré sobre mi altar sus holocaustos y sacrificios; porque mi casa es casa de oración, y así la llamarán todos los pueblos”

música

Señor Jesús de (Sobre un poema de Casaldáliga) interpretado por Fran
«Vivir es ir poniendo el corazón»© Permisos pedidos a Assisi Producciones

World Outside interpretado por Reza Manzoori
«ReStrung»© Usado bajo licencia no comercial Creative Commons

agosto
20
domingo

Domingo de la 20 de Tiempo Ordinario

Señor Jesús de (Sobre un poema de Casaldáliga) interpretado por Fran
«Vivir es ir poniendo el corazón»© Permisos pedidos a Assisi Producciones

World Outside interpretado por Reza Manzoori
«ReStrung»© Usado bajo licencia no comercial Creative Commons

Is 56, 1; 6-7

Así dice el Señor: “Guardad el derecho, practicad la justicia, que mi salvación está para llegar, y se va a revelar mi victoria. A los extranjeros que se han dado al Señor, para servirlo, para amar el nombre del Señor y ser sus servidores, que guardan el sábado sin profanarlo y perseveran en mi alianza, los traeré a mi monte santo, los alegraré en mi casa de oración, aceptaré sobre mi altar sus holocaustos y sacrificios; porque mi casa es casa de oración, y así la llamarán todos los pueblos”

texto de apoyo

Preferencias (fragmentos)

No el poder, sino la humildad.
No la burla, sino el amor.
No la riqueza, sino la pobreza.
No el purismo, sino la inocencia.
No el 'mal menor' sino la justicia.
No el abuso de bienes, sino el uso de bienes.
No la agitación, sino el silencio.
No el fanatismo, sino la fe.
No la opresión, sino la libertad.
No la letra, sino el espíritu.
No el primer lugar, sino el último.
No el tratado, sino la poesía.
No el egocentrismo, sino el humanismo.
No una Iglesia instalada, sino perseguida.
No mi voluntad, sino la voluntad del Padre.
No el desprecio, sino la compasión.

(Alfonso Carlos Comín)

descargar oración