CAMINO DE SANTIAGO

NIÑOS

?

julio
30
domingo

domingo de la 17 del Tiempo Ordinario

1Re 3,5;7-12

música

texto de apoyo

descargar oración

comparte

00:00

Desde el seno materno

A veces no percibo
la belleza del barro.
Lo veo quebradizo.
Cada cacharro resulta
tosco, frágil o áspero.
Me parece impensable
que pueda ser recipiente
de ideas, historias,
sabiduría, perdón,
amores, verdad,
profecía,
paciencia o consuelo.

Pero tú lo ves todo distinto.

Imaginaste,
creíste en nosotros
y lo posible se puso en marcha.
Modelaste el barro,
creaste algo hermoso.
Miraste el resultado, contento,
adivinando tantas posibilidades
en la obra de tus manos.

Enséñame a creer.

(José María R Olaizola sj)

1Re 3,5;7-12

El Señor se apareció en sueños a Salomón y le dijo: “Pídeme lo que quieras”. Salomón respondió: “Señor, Dios mío, tú has hecho que tu siervo suceda a David, mi padre, en el trono, aunque yo soy un muchacho y no sé desenvolverme. Tu siervo se encuentra en medio de tu pueblo, un pueblo inmenso, incontable, innumerable. Da a tu siervo un corazón dócil para gobernar a tu pueblo, para discernir el mal del bien, pues, ¿quién sería capaz de gobernar a este pueblo tan numeroso?” Al Señor le agradó que Salomón hubiera pedido aquello, y Dios le dijo: “Por haber pedido esto y no haber pedido para ti vida larga ni riquezas ni la vida de tus enemigos, sino que pediste discernimiento para escuchar y gobernar, te cumplo tu petición: te doy un corazón sabio e inteligente, como no lo ha habido antes ni lo habrá después de ti”.

música

Oración de Santa Angela de Merici interpretado por Misión País
«Bajo tu amparo»© Permiso pedido a Misión País

Kingdom Crumble interpretado por Justin Bianco
«Kingdom Crumble»© Usado bajo licencia no comercial Creative Commons

julio
30
domingo

Domingo de la 17 de Tiempo Ordinario

Oración de Santa Angela de Merici interpretado por Misión País
«Bajo tu amparo»© Permiso pedido a Misión País

Kingdom Crumble interpretado por Justin Bianco
«Kingdom Crumble»© Usado bajo licencia no comercial Creative Commons

1Re 3,5;7-12

El Señor se apareció en sueños a Salomón y le dijo: “Pídeme lo que quieras”. Salomón respondió: “Señor, Dios mío, tú has hecho que tu siervo suceda a David, mi padre, en el trono, aunque yo soy un muchacho y no sé desenvolverme. Tu siervo se encuentra en medio de tu pueblo, un pueblo inmenso, incontable, innumerable. Da a tu siervo un corazón dócil para gobernar a tu pueblo, para discernir el mal del bien, pues, ¿quién sería capaz de gobernar a este pueblo tan numeroso?” Al Señor le agradó que Salomón hubiera pedido aquello, y Dios le dijo: “Por haber pedido esto y no haber pedido para ti vida larga ni riquezas ni la vida de tus enemigos, sino que pediste discernimiento para escuchar y gobernar, te cumplo tu petición: te doy un corazón sabio e inteligente, como no lo ha habido antes ni lo habrá después de ti”.

texto de apoyo

Desde el seno materno

A veces no percibo
la belleza del barro.
Lo veo quebradizo.
Cada cacharro resulta
tosco, frágil o áspero.
Me parece impensable
que pueda ser recipiente
de ideas, historias,
sabiduría, perdón,
amores, verdad,
profecía,
paciencia o consuelo.

Pero tú lo ves todo distinto.

Imaginaste,
creíste en nosotros
y lo posible se puso en marcha.
Modelaste el barro,
creaste algo hermoso.
Miraste el resultado, contento,
adivinando tantas posibilidades
en la obra de tus manos.

Enséñame a creer.

(José María R Olaizola sj)

descargar oración