play_arrow

domingo


7.ª semana del Tiempo Ordinario | febrero 23, 2020
Si somos como Jesús nos pide, no solo nos parecemos a Dios, sino que haremos que el mundo sea mejor.