Adviento

El Hijo quiere encarnarse,



busca un vientre maternal

abierto a todo el misterio

para empezar a crecer,



busca una playa en espera

desplegada ante el mar infinito

para hacerse una ola,



busca una duda

en la cueva de una frente

para nacer en el frío,



busca una ausencia

en la oquedad de un corazón

para iniciar una historia,



busca una lágrima

rodando por la mejilla

para encenderla por dentro,



busca una ruta clandestina

por el agua y el desierto

para emigrar con los pobres,



busca un pueblo vacío

con rutina de muchedumbres

para encantarlo sin fin.



(Benjamín González Buelta, sj)