Aquello que llaman Pascua

Frente a la cruz,
me encuentro con un Dios que no sabe salvar,
que ni siquiera se sabe salvar ni defenderse.
Dios se muere... mejor dicho lo matan, lo matamos.
No es el dios que queremos,
no es el dios que necesitamos,
no es el dios que esperamos.
¿Será el Dios que predicamos?
No lo puedo creer y quiero seguir creyendo.
Sólo hay dolor y desconcierto.
Abandono y sed de respuestas.
Escondidos en nuestros miedos,
pretendemos acompañarte
hasta el extremo de quitarte la vida.
Creador débil, Mesías que suena a mentira,
liberador herido de muerte.
Demasiada sangre y agua como para cerrar los ojos...

Seguir preguntando más allá de la cruz.
Seguir andando detrás de la cruz.
De frente a la piedra que tapa todo,
buscando aquello que llaman Pascua.

(Marcos Alemán, sj)