Coloquio para vivir a tu estilo

Señor Jesús, te pido vivir desde tu ejemplo, como tú lo haces.
Tu evangelio a veces lo entiendo como un sueño loco.
Me hablas de perfección en el amor.
Desde mis criterios y mi lógica, tu enseñanza parece algo imposible.
¡Llevar el amor hasta el extremo incluso para amar a mis enemigos!
Pero sé que en lo profundo de tu mensaje se encuentra la armonía de la vida.
¿Cómo puedo vivir este desafío? ¿Cómo puedo amar de este modo?
Necesito salir de mis prejuicios, de mis egoísmos y encierros.
Señor Jesús, tu eres modelo de la vida en el Amor.
Siguiendo tu ejemplo puedo soñarme viviendo en plenitud.
Solamente al mirarte es como aprendo la manera perfecta de pensar y sentir.
Señor, este es el deseo que surge desde el fondo de mi alma:
vivir tu vida, verme como Dios me ve, soñarme como Dios me sueña.
Solo así podré vivir el mandamiento del amor llevado hasta el extremo.
Señor, quiero vivir a tu estilo.
Deseo lograr amar como tú amas,
amando incluso a quienes considero como mis enemigos.
Para esto, Señor, dame solamente tu amor y gracia, que esta me basta.

(Gabriel Roblero, sj)