Creo

Creo en el nombre del Hijo de Dios.
Creo en el amor entregado, que se despliega sin cesar en todo lo que existe.
Creo en sus brazos extendidos para sostener tanta vida rota.
Creo en su perdón cordial, que me abre nuevas oportunidades.
Creo en la Luz que rompe las tinieblas engañosas.
Creo en Cristo, en cuyo rostro descubro quién es Dios y quién soy yo.

(Julia Blázquez, aci)