Me basta tu amor

Yo solo quiero pedirte
lo que tú siempre me ofreces,

tu amor y tu gracia que engendran vida,
pero pueden llevar a la muerte
por defender a los asaltados,

que crean salud,
pero pueden llevar a perderla
en el servicio de los débiles,

que nos hacen amables,
pero pueden provocar descalificación social
por no amoldarnos a las leyes,

que fructifican la tierra
con todos los bienes necesarios,
pero pueden dejarnos sin nada
por hacernos hermanos
de los echados de tu mundo.

Yo solo quiero pedirte
tu amor y tu gracia.
Que los acoja en mí
como la última verdad
y que mi corazón diga:
“Me basta”.

(Benjamín G. Buelta, sj)